filosofia

Filosofía

La satisfacción de nuestros clientes un objetivo prioritario en todos los aspectos posibles: trato personalizado, consecución de objetivos, calidad en el servicio i idoneidad de las soluciones adoptadas.

Muchas empresas que se dedican a la ejecución de obras ofrecen la posibilidad de realizar el proyecto con un técnico de la propia empresa. A nuestro juicio, este planteamiento no garantiza al cliente la defensa de sus intereses en la obra o instalación.

Mantenemos total independencia con respecto a toda empresa constructora o instaladora con lo que nuestro cliente tendrá la seguridad de que el Proyecto se ajusta a sus necesidades reales, que no se habrá sobre-dimensionado ni estará condicionado a unas marcas en concreto.

Asignamos a cada proyecto un Director de Proyecto que le asesorará o le representará en la toma de decisiones y a través del cual podrá planificar su proyecto y realizar un seguimiento directo y continuo de todas las fases del proceso. Asimismo, defenderá sus intereses ante la Administración pública o empresas privadas.

Cuando trabajamos para empresas en la elaboración de proyectos de legalización o diseño de instalaciones siempre buscamos la mayor calidad y rentabilidad en su instalación, defendemos sus intereses ante la administración y en caso de obra pública ayudamos y asesoramos en todo el proceso para reajustar el proyecto con el fin de que no haya problemas en la legalización y se puedan ahorrar sobre-costos innecesarios.